Presidente otorgará la Medalla de Oro del Congreso a los "Borinqueneers" hoy en una ceremonia en la Casa Blanca

Regimiento de Infantería Militar Histórico es la Única Unidad Hispana Segregada en las Fuerzas Armadas / La Unidad Luchó Valientemente en las Guerras Mundiales I, II y la Guerra de Corea, Sufrieron Discriminación / Como Copatrocinador Original del Proyecto de Ley, el Senador Casey Buscó Reconocer la Unidad Segregada Más Antigua en la Historia de la Nación

Presidente otorgará la Medalla de Oro del Congreso a los

Washington, DC - Tras la aprobación de una legislación introducida por el Senador Bob Casey (D-PA), hoy el Presidente Obama otorgó la Medalla de Oro del Congreso al Regimiento 65 de Infantería "Borinqueneers." El regimiento histórico ha sido la única unidad Hispana segregada en las fuerzas armadas. La unidad luchó valientemente en las Guerras Mundiales I, II y la Guerra de Corea al mismo tiempo aguantando discriminación. El Congreso ha encargado medallas de oro como su más alta expresión de reconocimiento nacional por distinguidos logros y contribuciones. Cada medalla honra a un individuo en particular, una institución o evento.

"Solamente el servicio de los Borinqueneers a nuestra nación en el campo de batalla les merece un reconocimiento de mérito, pero cuando ese servicio se junta con la discriminación que soportaron el caso para una Medalla de Oro del Congreso es clara," dijo el Senador Casey. "Su coraje y perseverancia son un ejemplo para los Americanos en todas partes. La Medalla de Oro del Congreso es apropiada considerando su heroísmo y dedicación a la verdadera promesa de América."

El Regimiento 65 de Infantería fue una unidad del Ejército de Puerto Rico y la única unidad hispana segregada que ha existido en las fuerzas armadas de los Estados Unidos. La unidad luchó valientemente, particularmente en la Guerra de Corea, a pesar de experimentar la segregación y la discriminación racial. Al haber participado en tres guerras (Guerra Mundial I, II y la Guerra de Corea), los Borinqueneers fueron la unidad segregada de mayor duración en la historia de nuestra nación. Durante esta lucha por la libertad de Corea del Sur, ellos enfrentaron discriminación racial por parte de su propio país, pero continuaron luchando bien. En un momento dado, un oficial de la "continental" (uno del continente de los Estados Unidos) fue puesto a cargo de la unidad. Después de un revés en el campo de batalla, el comandante ordenó que la unidad parara de llamarse “Borinqueneers,” cortara sus raciones especiales de arroz y frijoles, ordenó que los hombres se afeitaran sus bigotes y obligó a uno de ellos que se pusiera un aviso que leyera,' yo soy un cobarde.’ Este trato injusto, la barrera del idioma, una escasez de oficiales encargados, y liderazgo pobre fueron todos los factores que influyeron en que algunos de los hombres de la unidad dejaran de luchar. Como resultado, noventa y cinco soldados fueron llevados a una corte marcial. El Secretario del Ejército posteriormente remitió las sentencias y concedió clemencia y perdón a todos los condenados después de que el público se dio cuenta del incidente. Además de la remisión de las penas, el Regimiento 65 de Infantería, la última unidad segregada de cualquier tipo para combatir en Corea, también se reivindicó en el campo de batalla defendiendo Outputs Harry en 1953. El heroísmo de los Borinqueneers al final de la guerra ayudó a convencer al Ejército de que no disolviera unidad. Hasta este día, el primer batallón del Regimiento 65 de Infantería sigue siendo una unidad formal después de su asignación a la Guardia Nacional del Ejército de Puerto Rico.

###

Press Contact

April Mellody 202-228-6367